No tenemos plan B para el futuro: las TIC y la consecución de los ODS

nabarro 2Cuando empecé a ejercer como médico, veía que los niños y sus madres enfermaban principalmente debido a sus condiciones de vida. Acabé convenciéndome de que, si queremos actuar en bien de la población mundial, debemos centrarnos en su desarrollo socioeconómico, tanto como en sus problemas de salud.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) reúnen las necesidades de las personas y del planeta, las necesidades de crecimiento económico sostenible y la necesidad de la paz y la asociación como elementos indispensables del futuro de nuestro mundo.

La nueva agenda de desarrollo es universal, indivisible, no debe dejar a nadie atrás y debe cerrar la brecha digital. Si no, fracasaremos. No tenemos plan B para el futuro.

Papel protagonista

Esos objetivos no pueden conseguirse si no está conectado el mundo entero. Hoy en día, el 40% de la población mundial carece de conexión. A menos que se ponga remedio a ese dato, la brecha digital seguirá existiendo y dejando a las poblaciones pobres de las zonas rurales, las personas inaccesibles y a un número desproporcionado de mujeres y personas sin capacidad perdidos en la otra orilla hasta que “el mundo esté totalmente conectado”.

En mi opinión, el mandato y el trabajo de la UIT son la piedra de toque de todos los ODS, y el mundo cuenta con ustedes para que estos objetivos se logren en todas partes.

Los ODS han de abordarse como una agenda interconectada y se han de conseguir integrando el trabajo de diferentes sectores. Por ejemplo, recientemente la UIT celebró una reunión con la OMS en la que se reunieron representantes de los ministerios de sanidad y los ministerios de tecnologías de la información. Ese es el tipo de colaboración que va a ser cada vez más necesaria, sobre todo a escala local.

Cómo puede ayudar la UIT

La tecnología atañe a todos y cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Las TIC pueden llegar a hogares y comunidades que, de otro modo, no tendrían contacto con nadie más. La UIT puede hacer que nadie se quede atrás. La industria de la telefonía móvil ha tenido una inmensa influencia a la hora de mejorar el acceso a los damnificados de catástrofes humanitarias, por ejemplo.

A través de su trabajo y su red, la UIT puede asegurar que los datos se utilizan para supervisar los progresos en la consecución de esos objetivos, ya sea mediante datos domésticos, mediante la participación individual o mediante datos masivos. La revolución de los datos contribuirá a la revolución del desarrollo sostenible y a garantizar que los ODS dejan de ser una quimera para ser una realidad.

La UIT puede ayudarnos a adoptar un enfoque universal. ¿Cómo? En primer lugar, porque su trabajo se organiza de tal manera que combina los tres elementos: reglamentación, normalización y desarrollo. En segundo lugar, porque ha quedado claro que tanto en acción como en gobernanza es capaz de realizar ese trabajo. Sus miembros proceden no sólo de los gobiernos, sino también de las empresas, la sociedad civil, las Instituciones Académicas y las organizaciones internacionales. La UIT posee la experiencia y los conocimientos del trabajo multipartito y puede asesorarnos a la hora de afrontar la tarea de lograr todos los ODS.

Fundamentalmente, los ODS consisten en la interconexión global para acelerar el progreso humano. En este sentido, los ODS nos atañen a todos; todos los países son países en desarrollo. Todos saldremos beneficiados de estar mejor conectados y para ello necesitamos a la UIT y sus socios.

Dr. David Nabarro

nabarroDavid Nabarro es el Asesor Especial del Secretario General sobre la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Cambio Climático. Colabora con gobiernos y demás interesados para galvanizar las medidas de aplicación de las Agendas 2030 y de Acción Climática. También supervisa las iniciativas especiales del Secretario General, entre las que se cuentan Cada mujer, cada niño, Global Pulse y Zero Hunger Challenge, además de la Oficina de las Naciones Unidas para las Asociaciones de Colaboración. David Nabarro posee más de 30 años de experiencia en el campo de la sanidad pública, la nutrición y el desarrollo a nivel nacional, regional y mundial. Ha trabajado en organizaciones no gubernamentales, universidades, gobiernos nacionales y el sistema de las Naciones Unidas (ONU).

%d bloggers like this: