Comunicaciones fiables en caso de emergencia de catástrofe

radio

En caso de catástrofe, la radio es ubicua, capaz de comunicar información vital a las víctimas y de prestar apoyo a los servicios de emergencia.

Para conmemorar el Día Mundial de la Radio 2016, David Wood, Consultor en Tecnología e Innovación de la UER, discute el motivo que hace que la radio resulte esencial en tiempos de emergencia y catástrofe.

El 29 de agosto de 2005, el huracán Katrina asoló Nueva Orleans y destruyó prácticamente todo a su paso – afectando a las centrales eléctricas, los servicios de Internet y las torres de telefonía móvil. Pero un servicio se mantuvo; había una manera de que la gente se mantuviera informada acerca de lo que estaba ocurriendo: las emisiones de radio.

En momentos de emergencia y catástrofe, la comunicación reviste una importancia vital, al ayudar a las víctimas a encontrar refugio, asistencia médica y a las personas queridas. Sin embargo, durante una catástrofe natural es frecuente que las líneas de comunicación sean las más afectadas.

Tras una catástrofe, las autoridades tienen que utilizar cualquier medio que esté a su alcance para informar al público de lo que está ocurriendo y de lo que debe hacerse – televisión, correo electrónico, medios de comunicación social, radioaficionados, satélites. Todos los servicios pueden ayudar, pero el servicio que es menos probable que se interrumpa es a menudo el de radiodifusión, que en tal caso se utiliza a menudo para mantener informadas a las víctimas de una catástrofe y facilitarles noticias actualizadas, así como para coordinar los esfuerzos de socorro cuando es necesario.

En momentos de emergencia y catástrofe, los propios servicios de emergencia necesitan desesperadamente las redes de telefonía móvil y el acceso a Internet, y requieren un acceso prioritario para poder coordinar los esfuerzos de ayuda. Sin embargo, estas redes de comunicaciones están a menudo sobreexplotadas, sobrecargadas y congestionadas, lo cual significa que es posible que el público no pueda recurrir a ellas.

Además, a menudo las catástrofes destruyen los circuitos eléctricos, lo cual hace que los hogares experimenten cortes de la corriente eléctrica. Sin televisión y sin receptor de satélite, la gente no puede acceder a la información ni a las alertas de noticias.

Pero la radio está en todos lados: en el hogar o en el automóvil. Es fácil de utilizar, eficiente función de los costes y fiable, capaz de recibir y transmitir incluso cuando falla el suministro local de electricidad, ya que funcionan a menudo con baterías. Por otra parte, las estaciones de radio disponen de sus propias grandes antenas, que son independientes de las demás torres de comunicaciones. La radio nunca se sobrecarga, cualquiera que sea la cantidad de gente que la sintonice. Ofrece el máximo alcance a la mayor velocidad posible.

En consecuencia, la radio es capaz de prestar un valioso apoyo a otros servicios más sofisticados –aún en el caso de que también estén disponibles– y debería ser un elemento fundamental de los servicios de emergencia durante una catástrofe.

Así que, cuando hablamos de la radio en tiempos de emergencia y catástrofe, una palabra describe perfectamente su función. La palabra es “indispensable”.

Este blog se basa en un podcast de David Wood acerca del papel de la radio en las emergencias y las catástrofes. Puede escuchar el podcast aquí.

Nota de la UIT: el Informe del UIT-R titulado “Radiodifusión para la alerta pública, la mitigación de los efectos de las catástrofes y las operaciones de socorro” puede consultarse aquí.

David Wood

 

David WoodDavid Wood es Consultor en Tecnología e Innovación en la sede de la UER en Ginebra (Suiza). Es expresidente de la Comisión Técnica de la Unión Mundial de Radiodifusión, y ha representado a la Unión Mundial de Radiodifusión y a la UER en los foros internacionales. En la actualidad preside el Grupo de Trabajo 6C del UIT-R, así como varios grupos del Proyecto DVB.

%d bloggers like this: