Conectar el mundo desde 20.000 metros

FACEBOOK GOOGLE BLOG IMAGE USEEn 1997, cuando el UIT-R empezó a estudiar identificaciones de espectro para estaciones en plataformas a gran altitud (HAPS)1, la mera noción de que se pudiera utilizar un día para acceso móvil de banda ancha a Internet habría sido exagerada y especulativa.

No sólo no se disponía de la tecnología necesaria para mantener en vuelo una aeronave alimentada con energía solar para proporcionar un acceso constante a Internet, sino que ni existía la Internet de banda ancha móvil. En 1997, casi todos los que accedían a Internet, que eran minoría, tenían que soportar el chirrido del módem de marcación directa conectado a una computadora de sobremesa.

Los tiempos han cambiado.

Ahora ya existen HAPS ligeras de energía solar que pueden desempeñar un papel protagonista en la conectividad a Internet en zonas desatendidas o insuficientemente atendidas por infraestructuras de conectividad existentes.

Ahora bien, las identificaciones actuales para HAPS son insuficientes para soportar su despliegue mundial en gran escala. Ha llegado el momento de poner al día el Reglamento de Radiocomunicaciones.

TODOS DEBERÍAMOS PODER ACCEDER A INTERNET

Internet y, en particular, Internet móvil, son una potente plataforma de comunicación e información. Las personas que disponen de un acceso a Internet pueden conectarse a herramientas docentes, obtener información de salud, buscar trabajo e informarse sobre el mundo y sus seres queridos.

Para muchos de nosotros la vida sin Internet es prácticamente inimaginable.

A pesar de eso, según estimaciones recientes, 4.000 millones de personas, esencialmente en los países en desarrollo, y principalmente mujeres y pobres, siguen sin estar en línea.

Además, la tasa de crecimiento de la penetración de Internet ha disminuido de 14 por ciento en 2010 a menos de 7 por ciento en 2014.

La deceleración de la penetración de Internet significa que aumentan las dificultades de conectividad. Eso significa a su vez que debemos encontrar nuevas ideas y planteamientos innovadores para conectar a los próximos 4.000 millones. A menos que tomemos medidas para reducir la brecha digital, muchos quedarán rezagados en nuestro mundo cada vez más conectado. Debemos mirar más allá de las soluciones existentes.

LAS HAPS PUEDEN AYUDAR A LOS PROVEEDORES DE SERVICIOS A CONECTAR EL MUNDO

Muchas de las personas que no están en línea no pueden sufragar el coste del acceso, otras desconocen las ventajas de Internet, y otras viven fuera de alcance del tipo de infraestructuras necesarias para estar conectadas.

El problema de la infraestructura afecta esencialmente a las personas que viven en zonas rurales, donde la edificación de infraestructuras es menos rentable económicamente para los operadores de redes móviles y los proveedores de servicios Internet (PSI) inalámbricos.

Por consiguiente, más de 30 por ciento del mundo vive fuera del alcance de la banda ancha móvil. En las zonas rurales, en las que vive aproximadamente la mitad de la población mundial, esa proporción es superior a 70 por ciento.

Gracias a recientes mejoras de los materiales compuestos, la informática de bajo consumo energético, la tecnología de las baterías y los paneles solares, las HAPS, tales como Aquila de Facebook y Titan Aerospace de Google, son un nuevo medio de propiciar el crecimiento de las redes inalámbricas rurales porque proporcionan enlaces de alta capacidad desde el aire.

Con todo, para que las HAPS puedan generar la capacidad Internet necesaria para el acceso a Internet de banda ancha, deben poder funcionar en un volumen suficiente de espectro armonizado a escala mundial.

Y, además, a pesar de que haya algunas identificaciones de espectro2 para HAPS en el Reglamento de Radiocomunicaciones, esas identificaciones son insuficientes y conservan ciertas exclusiones regionales y otras limitaciones técnicas.

ESTUDIO DE LA EXPANSIÓN DE LAS ATRIBUCIONES DE BANDA ANCHA

En la próxima Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-15) (#WRC15), la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL) apoya una futura propuesta de punto del orden del día3 en la que se invita a la UIT a estudiar varias bandas candidatas en las cuales podrían utilizarse HAPS4 y se propone un marco normativo que permitirá el despliegue mundial de HAPS.

La CMR-15 debería adoptar esa propuesta. Será imposible crear enlaces de banda ancha asequibles para comunidades rurales si no se dispone de espectro suficiente.

Los estudios se basarían en Resoluciones y Recomendaciones existentes para proteger servicios existentes contra interferencias perjudiciales causadas por HAPS mediante límites adecuados de densidad de flujo de potencia equivalente (dfpe).

Además, el UIT-R debería examinar los obstáculos geográficos y técnicos adicionales que impiden el funcionamiento a escala natural de Internet en HAPS. Por ejemplo, debe tratarse la exclusión en la Región 2. Todos tenemos derecho a conectarnos a Internet en cualquier lugar. Las Américas no deben quedar excluidas de las promesas de las HAPS.

Por último, los estudios para determinar la viabilidad de las HAPS no se efectuarán a expensas de cualquier otra propuesta de conectividad. Existen diversas posibilidades de conexión, como fibras con relevadores de microondas y satélites. Necesitamos tantas soluciones e innovaciones como sea posible, especialmente en comunidades rurales.

UN ESPECTRO DE OPORTUNIDADES

HAPS como Aquila y Titan Aerospace ofrecen grandes promesas.

Como sobrevuelan la Tierra 20 km por encima de un punto geográfico fijo, la latencia será comparable con la de otros servicios terrenales. Además de añadir capacidad a servicios terrenales y por satélite existentes, pueden facilitar un acceso de emergencia en zonas que se encuentran incomunicadas repentina e inesperadamente. Las condiciones meteorológicas no las afectan, y tampoco los terremotos, inundaciones, incendios y otras catástrofes naturales.

Se alimentan con energía solar y por consiguiente no producen emisiones de carbono contaminantes. Además, como se alimentan con energía solar, serán más eficaces en las zonas próximas al ecuador que, desde siempre, están insuficientemente atendidas por infraestructuras de conectividad.

Por otra parte, las HAPS con capacidad de mantenimiento en posición de la estación son sumamente flexibles. A medida que vayan creciendo las redes terrenales, las HAPS podrán desplazarse fácilmente para modificar la frontera de cobertura de las redes en favor de los que más las necesitan.

Por último, el despliegue de HAPS, que ayudará a reducir la brecha digital, también ayudará a la UIT a cumplir la Agenda Conectar 2020 y a las Naciones Unidas a alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 9 (c), que tiene por objeto que Internet sea universalmente asequible y accesible en los países menos desarrollados del mundo.

Todos deberíamos tener la oportunidad de disfrutar de los beneficios económicos y sociales que ofrece el acceso a Internet de banda ancha. Si adoptan la propuesta de HAPS, las delegaciones que asisten a la CMR-15 darán a esta conectividad mundial innovadora la posibilidad de prosperar.

 

1 En el punto 1.66 A del Reglamento de Radiocomunicaciones, las HAPS se definen como sigue: “Estación situada sobre un objeto a una altitud de 20 a 50 km y en un punto nominal, fijo y especificado con respecto a la Tierra.”

2 CMR-1997: 47,2-47,5 y 47,9-48,2 GHz. CMR-2000: 27,9-28,2 GHz (enlace descendente fijo) y 31,0-31,3 GHZ (enlace ascendente fijo) fuera de la Región 2 (Américas).

3 Add.6 al Doc. 7 (Add.24)

4 En la propuesta se pide que la UIT evalúe la posibilidad de identificar para HAPS porciones de las gamas de frecuencias siguientes para servicios fijos: 10,95 – 11,2 GHz, 11,45 – 11,7 GHz, 21,4 – 22 GHz y 24,25 – 28,35 GHz.

 

Richard Whitt y Yael Maguire

whittRichard Whitt es Director de Iniciativas Estratégicas de Google.

 

 

 

MaguireYael Maguire es Jefe del Connectivity Lab de Facebook.

 

%d bloggers like this: